Realiza el secretario de Turismo de Guanajuato, Fernando Olivera Rocha, gira de trabajo por Celaya, Comonfort y San Miguel de Allende para conocer propuestas de atracción del turismo religioso, gastronómico y tradicional, además de analizar trabajos de reestructuración de espacios históricos y emblemáticos.

En Celaya convergen las culturas de antaño con edificaciones y gastronomía que, sin lugar a dudas, fungen hasta hora como íconos representativos para denotar las costumbres heredadas de los tribus otomíes que se establecieron en antaño en la zona del rio Laja.

Destacó que Celaya y Comonfort son un eje gastronómico donde existen cinco siglos de historia, de tradición y una de las bases para qué Guanajuato muestre al mundo su gran riqueza culinaria.

Al paso por Celaya se visitó el templo de Tierras Negras donde el atractivo es el recorrido de la Virgen de Guadalupe.En la periferia de Comonfort se visitaron el templo de Guadalupe, el templo de los remedios con sus retablos salomónicos en la comunidad de Soria; las minas de basalto y los talleres de artesanos para explicación de la elaboración del molcajete y el taller vivencial en esta artesanía característica de la zona.En Comonfort la gira fue en espacios religiosos como la Parroquia de San Francisco que ya luce iluminación en su exterior y labores de remozamiento, así como espacios donde se expende gastronomía tradicional otomí, en donde luces altares en hoja de oro.

En la gira por esta región, Fernando Olivera dijo que hay que seguir estrategias de fortalecimiento de imagen urbana y la profesionalización de los prestadores de servicios para establecer una base y plataforma de proyectos en la localidad, además observó la oportunidad de desarrollar estrategias de comercialización con productos turísticos que se ofrecen en la zona con la intención de atraer más visitantes que vivan la experiencia de un turismo alterno en el Destino Cultural de México.

 

Comentarios