Durante miles de años, las personas han compartido la región de Verde Valley con la vida silvestre de Arizona – y por buenas razones una de las rutas más icónicas que se pueden recorrer en el estado es la que se cruza con el Río Verde, dando vida a una gran cantidad de fauna y flora, cuya belleza puede ser admirada ya sea en motocicleta, en auto, caminando o escalando.

Si eliges realizar este recorrido, la mejor opción es tomar la carretera 89A, que es considerada como una de las carreteras escénicas de Arizona, por sus espectaculares paisajes.  Esta “scenic highway” atraviesa por las siguientes ciudades, que puedes utilizar como base, para disfrutar de esta ruta llena de bellezas naturales.

FLAGASTAFF. La ruta inicia en esta ciudad, conocida como “la ciudad de las siete maravillas” y cuyas vistas de los famosos picos de San Francisco, te robarán el aliento. Aprovecha la parada para visitar su centro de esquí en nieve, el Arizona Snowbowl, disfrutar de las cervezas locales o visitar el Observatorio Lowell, en donde se descubrió Plutón.

Después maneja por una carretera con vistas de rocas rojizas, cañones y paisajes que parecen sacados de una película del viejo oeste. Continúa hacia Sedona; te recomendamos parar en el camino para conocer el Oak Creek Canyon en el Bosque Nacional de Coconino, repleto de populares senderos que se pueden recorrer durante todo el año.

SEDONA. Esta enigmática ciudad se encuentra ubicada a tan solo dos horas al norte de Phoenix. Visita Honanki y Palatki, dos grandes y hermosas zonas con ruinas antiguas, que cuentan con impresionantes muestras de arte rupestre.

Por la tarde, dirígete a la pintoresca Boynton Canyon Trail, para realizar una escalada de dos horas por la tierra sagrada de los nativos americanos. Disfruta de un recorrido en jeep por el hermoso paisaje de rocas rojas y asegúrate de reservar un tiempo para disfrutar de la puesta de sol en Airport Road Overlook. ¡No puedes olvidar tu cámara!

En Sedona también hay muchas opciones para ir de compras, comer y hospedarte en hoteles de todo tipo. Aprovecha también los tratamientos terapéuticos en sus spas y no olvides disfrutar la vista de Boynton Canyon.

CLARKDALE. A media hora de Sedona visita el depósito de trenes Verde Canyon Railroad. En las tardes puedes subir al tren y realizar un recorrido de cuatro horas, que te llevará más allá de las ruinas nativo americanas y los lugares históricos.

Lo más probable es que encuentres vida salvaje en el camino y al llegar a Blazin’ M Ranch, en Cottonwood, podrás disfrutar de toda la experiencia vaquera.

COTTONWOOD. A 15 minutos de Clarkdale, se encuentra Cottonwood. Visita el Monumento Nacional Tuzigoot, un poblado de dos pisos que fue construido en una colina, a poco más de 36 metros sobre Verde River.

A tan solo 20 minutos de ahí se encuentra Montezuma Castle, un “castillo” de cinco pisos de altura y veinte habitaciones, que data del año 1100 d.C., y que fue construido sobre un acantilado de casi 24 metros, por encima del fondo del valle.

Hacia el noroeste se encuentra el pozo de Montezuma, que es un amplio sumidero bordeado por viviendas comunales al que se puede acceder para observar las cuevas y los manantiales. 

Por la tarde, puedes pasear a caballo o probar suerte en el Cliff Castle Casino, en la Nación Yavapai-Apache, disfrutar de la cena en el casino y alojarte en Camp Verde, que se encuentra a las afueras de Cottonwood, en la Nación Yavapai-Apache.

PRESCOTT. Maneja desde Camp Verde durante 45 minutos hacia el sur y sobre Mingus Mountain, para llegar al valle de Prescott, la capital estatal original de Arizona. Disfruta del hermoso recorrido y aprovecha para detenerte en alguno de los muchos miradores a lo largo del camino. Al llegar puedes disfrutar del área de lagos: Goldwater, Lynx, Watson, Willow Springs y Granite Basin.

Renta un kayak, canoa o un bote para pescar o explora, al igual que los mineros que construyeron la ciudad de Prescott, el Lynx Creek en busca de oro.  En el centro encontrarás restaurantes, cervecerías artesanales y boutiques con productos locales únicos. Realiza el recorrido por las casas victorianas y visita el Museo Smoki, para explorar la historia de los nativos americanos.

También visita el Phippen Museum, en el que encontrarás una de las mejores exposiciones de arte occidental del estado.

Si los museos no son lo tuyo, puedes jugar una ronda de golf en alguno de los cinco campos públicos de la ciudad o manejar hasta Cordes Junction (40 minutos), para visitar la ciudad futurista del arquitecto Paolo Soleri, Arcosanti. Al caer la noche, diviértete en la histórica zona de Whisky Row.

En cualquiera de las ciudades de esta ruta, que elijas para conocer, puedes realizar todo tipo de actividades; desde comprar en tiendas de antigüedades, hasta visitar los salones de degustación y probar los vinos locales. ¡No te pierdas la oportunidad de explorar las regiones poco conocidas de Arizona! 

 

Comentarios

Pin It on Pinterest