La gastronomía mexicana se caracteriza por ser una de las más extensas en el mundo debido a la variedad de productos e ingredientes mexicanos que pueden existir, así como miles de técnicas y colores para preparar exquisitos platillos.

El restaurante Amici, del Sheraton Mexico City Maria Isabel Hotel, se prepara para sorprender nuevamente a los paladares más exigentes, mediante el lanzamiento de su nuevo menú, formado por 30 platillos, basado en una fusión que engloba lo más representativo de la gastronomía de los estados mexicanos, junto con la mejor muestra de comida italiana.

“Como una de las especialidades mexicanas tendremos el mole con hormiga chicatana acompañado de un corte de carne llamado “picaña” madurado al vino tinto y servido con frijoles perfumados con hoja santa. Otra receta será el ceviche de huachinango con maracuyá, papaya, mango y piña y combinado con vegetales de invernadero.

En cuanto a la cocina italiana tendremos varias opciones como la milanesa cocinada y presentada al huésped en una piedra de sal de Himalaya, con lo cual logramos un sabor y textura diferente para la carne.”, menciona Julio Gómez, chef ejecutivo del restaurante Amici.

A grandes rasgos, la nueva carta ofrecerá una preparación muy moderna de los platillos mexicanos más tradicionales, incluyendo también algunos moles; entomogafía, que es el arte de cocinar con insectos; tiraditos de res; ceviche y pescado zarandeado. “Es elemental respetar los ingredientes y sobre todo las técnicas prehispánicas en las que se basa la gastronomía mexicana, para lograr el toque moderno en esta nueva carta”, agregó el chef.

El Restaurant Amici siempre se ha especializado en comida italiana, pero con esta nueva propuesta de fusión mexicana-italiana buscan entrar en la tendencia actual de la cocina mexicana, no solo en el hotel sino a nivel general.

Como experto en gastronomía mexicana, Julio Gómez, enfatiza que al momento de trabajar y presentar estas fusiones es importante respetar el origen de los ingredientes. “Hay que cuidar que los ingredientes que ofrecemos respeten su procedencia, para servir platillos originales. Por ejemplo, los mariscos del nuevo menú, deben provenir de Baja California, y los ingredientes de muchos de los moles disponibles tienen que ser de Oaxaca. Es este tipo de detalles, al igual que respetar las técnicas de preparación, lo que nos permite brindarle al paladar de nuestros clientes una experiencia verdaderamente diferente”.

“A veces el extranjero aprecia más nuestra sazón, que el mismo mexicano, es por ello que antes de lanzar nuestro menú, nos dedicamos a estudiar la cocina tradicional de pueblo, basada en simples cazuelas, ollitas y un sabor incomparable, para así promover también la cocina de sabor 100% mexicano”, resalta el Chef Julio Gómez, quien finalizó invitando a probar una experiencia gastronómica de fusión con vista al gran Ángel de la Independencia.

 

Comentarios