La Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP) que agrupa a las principales empresas de seguridad privada del país, señala que en muchas ocasiones sus filiales son contratadas por los hoteles para dar servicios de vigilancia y seguridad en las áreas comunes de los hoteles como: la playa, la zona de las piscinas, los bares, restaurantes e, incluso en los propios lobbys.

Por ello es necesario en esta época de vacaciones tomar medidas precautorias, señala la AMESP. Sin dar cifras y porcentajes de estos hechos, porque asegura que la mayoría de las veces estos delitos no se denuncian o si se hace no pasa del reclamo al hotel, sin que esto llegue a las autoridades correspondientes, la AMESP, destaca que las áreas en donde los turistas son víctimas de los ladrones, son áreas comunes y los objetos más robados son: carteras, bolsas, monederos, celulares, i-pads, tablets, laptops, lentes y algunos otros aparatos electrónicos personales.

Para evitar ser víctima de los ladrones, la AMESP, hace una serie de recomendaciones para la gente que en estas vacaciones se hospeda en algún hotel. Para todos lo más importante, sea la categoría que fuera del hotel, es: evitar dejar cosas de valor a la vista y siempre estar en control de las mismas.

Cuando vaya a las áreas comunes, como son un restaurante, la zona de la alberca o la playa,  lo mejor es prevenir.

Llevar sólo lo necesario y evitar portar objetos de valor como son la tablets u otros aparatos eléctricos.

Al registrarse en el establecimiento o hacer algún trámite en el lobby, mantenga a la vista su equipaje y objetos de valor. 
Distinga al empleado que transporta el equipaje a su habitación, no permita que lo hagan personas extrañas. 
Deposite objetos de valor y dinero que no va a usar en la caja de depósito de su habitación o en la administración del establecimiento. 
Al salir de su habitación, aunque sea brevemente, verifique si fue correctamente cerrada. Durante su estancia en su cuarto mantenga la puerta cerrada. 
Nunca deje la llave de su habitación sobre el mostrador, cerciórese de que la recibe en mano el empleado del hotel. 
Informe al gerente o propietario del establecimiento si observa personas sospechosas en el hotel. 
No deje objetos de valor o dinero en efectivo en la habitación. 
No dé detalles de su hotel (nombre, número de su habitación, etc.) a desconocidos. 
No invite a personas extrañas a su habitación y si se ausenta de esta no deje una nota a la vista diciendo cuando regresará. 
Nunca autorice el ingreso en su habitación a personas que pretendan entregarle objetos o prestarle servicios que usted no ha solicitado. 
No se lleve la llave del hotel, cuando salga de este. Déjela al encargado en turno en la administración.

Si toma estas sencillas medidas de precaución, podrá usted disfrutar de sus vacaciones.

 

http://www.amesp.mx/

Comentarios