Por segundo año consecutivo, Tequila Casa Dragones lanza el estuche de regalo de edición especial para esta temporada que rinde homenaje a la artesanía mexicana y, por su atención al detalle, se convierte en el regalo perfecto.

Cada botella de Tequila Casa Dragones Joven, son fabricadas a mano y decoradas una a una con la técnica tradicional mexicana de la pepita, que en esta ocasión lleva un diseño especial que rodea el cuerpo en forma de espiral, simulando un listón de regalo navideño.

El estuche de regalo incluye dos copas tequileras Riedel decoradas con este mismo tipo de grabado y fino detalle, simulando las guirnaldas de luces de las fiestas de fin de año, convirtiéndola en un elegante regalo, pues son perfectas para degustar el tequila, ya que permiten apreciar mejor las notas olfativas frescas y apetitosas; su sutil aroma floral y cítrico con ligeras notas dulces de agave cocido.

Diestros artesanos vierten el cristal puro libre de plomo derretido al rojo vivo en moldes individuales, hasta que la forma de la característica botella de Tequila Casa Dragones se asienta para rememorar a las botellas de las antiguas boticas mexicanas, motivo que le ha valido ser internacionalmente reconocida por su diseño único con el Grand Prix Stratégies du Luxe, el galardón de la industria del lujo más prestigioso en Francia.

Asimismo, Casa Dragones impulsa a los calígrafos mexicanos para contribuir al posicionamiento de México en el panorama internacional, pues cada etiqueta de esta edición limitada lleva caligrafiada a mano la frase “Muchas Felicidades”, que la convierte en el obsequio idóneo para la temporada.

Siempre presente en la lista de cosas favoritas de Oprah, o en las sugerencias de regalos decembrinos de Martha Stewart, la suavidad y el sabor de Tequila Casa Dragones Joven no puede faltar en tu hogar para exaltar las tradiciones mexicanas y hacer de esta navidad un recuerdo memorable.

 

Comentarios