La Casa Dragones recibió al chef Paul Bentley y el chef Jesús Escalera, quienes cocinaron para un selecto grupo de invitados.

La velada se convirtió en una experiencia única al degustar las creaciones del chef australiano Paul Bentley –propietario de Magno Brasserie en Guadalajara– con el sabor de Tequila Casa Dragones Joven, resultado de un innovador proceso que realizan los Maestros Tequileros en cada pequeño lote, este tequila está hecho de un maridaje delicado de Tequila blanco con Tequila extra añejo –añejado en barriles nuevos de roble americano durante cinco años– para entregar un sabor balanceado y complejo que ha inspirado a chefs de todo el mundo a crear maridajes extraordinarios.

Su propuesta incluyó terrina de foie gras hecho en casa; pera y salsa gastric de vainilla; tartine de ruibarbo y queso de cabra; atún foie gras, ponzu y jamaica; espárragos pochados, polenta, yema y botarga; raviolis de calabaza, erizo, lardo y limón conservado; pato, endivia, dátil y jus de pato, un menú que reflejó a la perfección su pasión por el proceso de cocinar con ingenio y aventura para sorprender siempre sin complicaciones.

“Mi estilo de cocina tiene una influencia francesa, las notas de pera, vainilla y los acentos de especias en Casa Dragones Joven le dan un buen balance y resaltan los sabores de la trufa negra, polenta y el foie gras que incluimos en el menú de hoy”, explicó el chef Bentley sobre el maridaje de sus platillos con Tequila Casa Dragones Joven.

La conexión de Bentley con la cocina comenzó durante su adolescencia. Su formación y disciplina le permitieron incursionar desde muy joven al mundo culinario y hoy cuenta con más de 20 años de experiencia en la gastronomía. Ha formado parte de las filas de reconocidos restaurantes como The Loose Box en Australia, Pierre Gagnaire (tres estrellas Michelin) en Francia; La Pergola (tres estrellas Michelin) en Roma; Convivo (dos estrellas Michelin) y Alto (dos estrellas michelin), y en Nueva York en los restaurantes de Daniel Boulud (tres estrellas Michelin), en los cuales ha impresionado con su cocina elegante y contemporánea, de técnica francesa, escenas rústicas y profundidad en sabor.

Asimismo, el chef Jesús Escalera –quien llegó a Guadalajara hace algunos años para revolucionar el concepto de los postres– cautivó a los comensales con su molusco de guanábana; Poder floral – Esfera de caramelo, espuma de yogurt, flores y frutos de temporada; chocolate, mousse cocido, sorbete de piña y enebro; mini ferrero de ajonjolí y mini macarrón de caramelo salado.

Sobre su creación y cómo marida con Tequila Casa Dragones Joven, Escalera expresó: “El Mousse de Chocolate con la piña representa esa experiencia de Casa Dragones Joven que va de lo fresco que se abre en el paladar para terminar con una experiencia de especias y pimientas, las cuales van genial con el chocolate ligeramente amargo”.

Escalera comenzó su andar por la gastronomía, sin querer dedicarse a ello, cuando trabajó a los 15 años en una panadería. Posteriormente, colaboró como jefe de pastelería de El Bulli Hotel (dos estrellas Michelin) del restaurante Casa Marcelo (una estrella Michelin), en The Fat Duck (tres estrellas Michelin), e incluso en el mítico restaurante El Bulli (tres estrellas Michelin), antes de aventurarse a abrir un lugar dedicado al postre llamado La Postrería, en 2013.

Para continuar con el homenaje a la gastronomía jalisciense, la cena fue servida en una vajilla preciosa de Cerámica Suro que fue el broche de oro para esta cena inolvidable.

A la cena asistieron personalidades como el chef Donnie Masterton, el chef Matteo Salas, el empresario Alberto Laposse, el arquitecto Roy Azar, Regine y Francois Sicart, y Sandra Vázquez, entre otros.

Diversos estilos gastronómicos convivieron entre sí en The Pairing Table, que reúne en México a chefs de talla internacional para ofrecer su propuesta a un selecto grupo de invitados quienes disfrutan de la unión de la maestría culinaria con el sabor de Tequila Casa Dragones Joven.

 

Comentarios