Destaca Guanajuato a nivel nacional por que cuenta con una política pública gastronómica propia, la cual nació a raíz de la creación del festival gastronómico Guanajuato ¡Sí Sabe!, en 2013. 

Fernando Olivera Rocha, secretario de Turismo estatal, comentó en la mesa de discusión titulada “Los Congresos Gastronómicos como detonadores de Turismo Gastronómico Nacional”, realizada como parte de las actividades del Festival Internacional de Sabores Jalisco COME 2016, en el que Guanajuato es el Estado invitado de honor. 

Compartió que Guanajuato “Sí Sabe” es un festival que agrupa a diversos esfuerzos en varios municipios. 

Recordó que este festival nació en 2013, comenzó con 30 actividades gastronómicas en 5 municipios del Estado, con una participación de 60 mil visitantes; a la última edición en 2015, dijo, es un evento que dura 15 días, 220 mil asistentes a comer y alrededor de 145 eventos. 

Olivera Rocha, mencionó que se trata de un evento que permite mostrar la gastronomía en todo el espectro de Guanajuato, “desde su producto tradicional hasta toda la cocina tradicional de la zona norte, siempre acompañada de lo más tradicional pero también lo más vanguardista, ahí participan los mejores restaurantes del Estado”. 

Destacó que a lo lardo de tres años, más de 15 países han visitado Guanajuato ¡Sí Sabe! a través de sus cocineros. 

Olivera Rocha, explicó que desde 2013, en la entidad, “hemos creado todo un esfuerzo desde la profesionalización de los prestadores de servicios, desde el desarrollo de producto turístico para que en el Estado, la gastronomía sea producto de esfuerzos anuales y con ello la creación de los circuitos como el del tequila, el vino, el mezcal y la ruta del nopal, la de la fresa y de esta manera se da toda la actividad gastronómica soportada por Guanajuato ¡Sí Sabe!”. 

En este sentido, consideró que una vez que creamos el producto requerimos fortalecerlo con infraestructura. 

“En tres años para fortalecer el turismo en Guanajuato se han logrado acciones en infraestructura pública en turismo de 1200 millones de pesos para diferentes proyectos, esto ha permitido crear espacios como el Museo del Vino, impulsar el proyecto del centro de interpretación del nopal en Valtierrilla”. 

Este esfuerzo de gastronomía, consideró Fernando Olivera,revivió después de 200 años la actividad vinícola en Guanajuato. 

“En 2012 teníamos 65 hectáreas cultivadas de vino, en total 4 vinícolas pequeñas; después de 3 años tenemos 350 hectáreas cultivadas, 23 ranchos vinícolas y la gente de la región trabajando las vides y los turistas recorriendo los viñedos y participando en el Festival Vendimia Guanajuato en el mes de agosto”. 

Finalmente, manifestó que hoy tenemos una política pública nacional de gastronomía, “pero falta una gran convocatoria nacional, que estoy seguro se emprenden acciones en este sentido, para que coordinemos este enlace de festivales que ya tenemos hoy y desde la función federal poder ordenar muy bien este proyecto”.

 

Comentarios