La sommelier Manuela Romeralo, campeona mundial del Habano Sommelier International Contest 2006, realizó una selección de tres de los mejores puros cubanos cuya combinación, con el Rey de los cognacs, logra una extraordinaria correspondencia de sabores y emociones.

En un primer instante, el color caoba, los aromas florales y las fragancias condimentadas con notas de jazmín, azafrán, especias chinas y un toque de Havana de LOUIS XIII encantan a los sentidos, pero al combinar sus notas de higo y sándalo con los tabacos, los sabores se transforman en frescura, armonía o, bien, en una poderosa atracción.

Un maridaje excepcional resulta de LOUIS XIII y el puro Romeo y Julieta Short Churchill. Al inicio, el habano revela un carácter fresco con ligeras notas que se mezclan suavemente con el sabor balsámico del cognac, posteriormente del puro emergen notas ligeramente picantes y amargas que son suavizadas por la sensación cítrica de LOUIS XIII. El balance perfecto surge cuando el tabaco exhibe los aromas primarios del fino elixir a pesar de su complejidad aromática.

Por su parte, LOUIS XIII y el puro Cohiba Esplendido parece hechos el uno para el otro. Magnífico, sublime, imponente y complejo, este habano es el colega natural de tan extraordinaria bebida artesanal, no sólo porque ambos son producto del refinamiento y la atención extrema, sino porque su combinación trabaja en sincronía desde el inicio. Una mezcla donde la inmensa complejidad aromática de LOUIS XIII complementa a la perfección al tabaco en una combinación plagada de ritmos y matices.

Finalmente, una poderosa atracción entre opuestos resulta de la mezcla entre LOUIS XIII y el afamado Trinidad Robusto Extra, un habano de personalidad dominante y con un sabor especiado, terroso y seco. La fuerza los hace confluir en una combinación donde la miel y las notas frutales maduras del cognac suavizan y temperan el sabor del tabaco, creando una sensación sedosa, suave y aterciopelada.

Apreciado por conocedores de paladar exigente, así como por coleccionistas de piezas auténticas, LOUIS XIII se erige como una de las bebidas legendarias por excelencia gracias a su carácter y por la capacidad de maridar con los mejores sabores del mundo.

 

Comentarios