Muchos países tienen sus bebidas icónicas, parte de su patrimonio cultural y gastronómico. El whisky para Escocia, el vodka para Rusia y el tequila para México. Sin embargo, la cerveza es la bebida universal.

Con 189 litros per cápita al año, la República Checa es el mayor consumidor de cerveza en el mundo, seguido por Alemania, con 131 litros, e Inglaterra, con 103. Es precisamente en Europa donde se encuentran ciudades y regiones enteras donde la cerveza es tradición, cultura y motor económico, pero esa tradición se ha expandido internacionalmente. 

El paraíso bávaro  

El origen de la cerveza se ha rastreado hasta Medio Oriente y África, en la antigua Mesopotamia y Egipto. Sin embargo, es en Europa donde ha encontrado su mayor arraigo y Munich, en Baviera, Alemania, bien podría calificarse como una importante ciudad de esta bebida espumosa.

Alemania tiene el mayor número de cervecerías de Europa y es el segundo productor del continente (con 95 millones de hectolitros al año) sólo por detrás de Rusia (con 98), con una docena de grandes cervecerías, la mitad de las cuales se ubican en Baviera. 

Las salchichas blancas y la cerveza son el principal sello gastronómico de una ciudad que anualmente consume 125 millones de litros de la bebida, y que alberga año con año el Oktoberfest. 

El festival de la cerveza más grande del mundo se celebra desde 1810 y sólo se interrumpió durante las Guerras Mundiales, de 1914 a 1918 y de 1939 a 1945. Se realiza entre finales de septiembre y principios de octubre a lo largo de tres semanas. El año pasado se consumieron 7.7 millones de litros de cerveza durante el festival. 

La cultura polaca 

Con un promedio de 100 litros anuales, Polonia es el quinto país de mayor consumo per cápita de cerveza y tiene una larga tradición y cultura alrededor de esta bebida. 

Cracovia, la segunda mayor ciudad del país, es un paraíso para los amantes de la cerveza, con muchos pub al estilo británico, algunos subterráneos como el Piwiarnia pod brama y el Pub U Piwersow, que ofrecen un ambiente único y buena cerveza. 

A menos de dos horas en carretera se puede visitar la ciudad de Tychy, donde se levanta una fábrica con casi 400 años de historia y un museo dedicado a la industria cervecera polaca. 

Por si fueran pocas razones para visitar Cracovia, la ciudad ofrece la cerveza más barata en el mundo, de acuerdo con el Índice del Precio de la Cerveza en 2015 del sitio de viajes GoEuro, que analizó los datos de 75 ciudades turísticas. Según el análisis, al tipo de cambio de julio de 2015, una cerveza en Cracovia cuesta 1.66 dólares, por 1.96 dólares en la Ciudad de México (la séptima más barata del ranking) y 6.32 dólares en Ginebra, Suiza, la más cara del mundo. 

Las dos Portland

Estados Unidos también vive el fenómeno mundial del aumento en el consumo de cerveza y el boom de las cervezas artesanales. De acuerdo con la Brewers Association, el país tiene la mayor cantidad de microproductoras de cerveza de su historia, y cada año se suman alrededor de 500. SmartAsset, firma de asesoría financiera, realizó un ejercicio estadístico para determinar cuál es la mejor ciudad de EU para los amantes de la cerveza. 

De acuerdo con el análisis, que incluyó a las 296 ciudades más grandes del país, Portland, Maine, encabeza la cultura cervecera de EU, con 17 microcervecerías, una por cada cuatro mil habitantes (la tasa más alta del país). Curiosamente, la homónima Portland, en Oregon, fue la tercera del ranking, gracias a sus 68 microcervecerías, pubs y un alto crecimiento anual. La ciudad incluso ofrece opciones como BrewCycle, donde se puede pedalear y beber cerveza al mismo tiempo.

 

 

Comentarios