LOUIS XIII es un legendario Cognac que resguarda un siglo de tradición y sabor en un emblemático decantador, cuyas líneas curvas dejan entrever una leyenda que abarca cuatro siglos de misterios sin revelar.

Desde el nacimiento de LOUIS XIII en 1874, el decantador fue elaborado en vidrio, para posteriormente en 1936,  dar paso al cristal bañado en oro de 24 quilates.

Sólo los mejores artesanos de las más prestigiosas casas de cristal francesas como Baccarat y Saint Louis,  poseen la habilidad requerida para los procesos que implican la fabricación de cristal de este nivel de calidad.

Cada pieza tiene el estilo de una creación de “alta costura”, ya que cada una es numerada y soplada de manera individual. Para cada decantador, 11 artesanos deben trabajar al unísono en una danza perfectamente sincronizada para completar cada operación, mientras que el cristal se mantiene a la temperatura perfecta, lo que hace a cada decantador un pieza única con detalles que reflejan el nostálgico estilo de la época del “Grand Siècle”.

Hoy, como siempre, el decantador resplandece como un ícono de la excelencia materializada en cristal, como la perfecta expresión y perfección perdurable de los valores de LOUIS XIII: la artesanía y el estilo, pero sobre todas las cosas, es el eco de la visión de Paul-Émile Rémy Martin I  al declarar que LOUIS XIII se convertiría en un ícono internacional de lujo y un potente símbolo del arte francés.

Apreciado por conocedores de paladar exigente, así como por coleccionistas de piezas auténticas, LOUIS XIII se erige como una de las bebidas más valoradas y premiadas a nivel internacional por su excepcional mezcla y carácter único.

 

Comentarios