Destaco, Gerardo Corona González, subsecretario de Innovación y Desarrollo Turístico de la SECTUR que el turismo mexicano vive uno de sus mejores momento ya que al cierre de 2016 el país fue recorrido por 35 millones de turistas, cuya derrama económica ascendió a 20 mil millones de dólares, y de esa cifra de visitantes, 85 por ciento fueron mexicanos,

Por ello, el funcionario se congratuló que México nunca se quede sin turismo, pues existe un fenómeno de desestacionalización del sector, que quiere decir que además del turismo de sol y playa se tiene la opción de 111 pueblos mágicos que permiten que además del turismo internacional, haya afluencia de visitantes nacionales todo el año.

Destacó que el turismo nacional ha generado un verdadero círculo de valor pues anualmente genera un estimado de 226 millones de viajes al interior de la República mexicana, con una ocupación hotelera de 90 millones de habitaciones, que sumado a la llegada del turismo internacional, permite que México tenga turismo durante todo el año.

El turismo beneficia a los mexicanos no sólo en términos de turismo, sino de derrama económica en la que hay más hoteles, más restaurantes, más empresas, más oportunidades de trabajo, menos migración -como en el caso de algunos pueblos mágicos-, y con ello generamos una dinámica en la que el turismo representa un crecimiento del 50 por ciento de llegada de vacacionistas y de 50 por ciento de derrama.

Añadió que el movimiento “Viajemos Todos Por México” (VTXM) es hacer conciencia para viajar, conocer pueblos y los destinos más lejanos de nuestro país, y con ello disfrutar otros elementos atractivos de México como son la gastronomía, la música y la historia.

Gerardo Corona también presentó el programa  “Conéctate al Turismo”, cuya idea rectora es poner la cadena de valor del sector, como son hoteles y restaurantes, para que consuman productos hechos en México y que no los importen del extranjero.

Dijo que al anualmente el gasto del sector turístico por la adquisición de sus insumos asciende a 9 mil millones de dólares, pero de esa cifra el 60 por ciento son productos importados, por lo que esos recursos se quedan en países como Estados Unidos, Canadá o Japón.

“Resulta que nuestros productores de aguacate mandan este producto a Estados Unidos y lo regresan en guacamole a los hoteles. Lo mismo ocurre con grandes productores de carne del país que tienen la capacidad de poner sus productos en la lejanía, pero no están encontrando en el mercado hotelero local la posibilidad de alinear el producto”, ejemplificó el subsecretario de la Sectur.

Pin It on Pinterest