La Gastronomía de Nuevo León es sin duda una de la más rica dado al conjunto de factores étnicos que se mezclaron en  su inicio,  el noreste se formó con un mestizaje de la península ibérica combinando tres culturas culinarias: la católica española, la judía española y la de los indígenas tlaxcaltecas que llegaron del centro de México.

La agricultura se desarrolló después que la ganadería, por lo que muchos platillos se basan en carne de res, cabra y leche, existía la cría de ganado de toda especie, en lo alto de la sierra se veían venados, guajolotes, codornices, liebres y conejos.

Nuevo León es tierra árida de vegetación semidesértica, hoy en día se conservan algunas de las antiguas costumbres como el de sembrar en los patios un granado, una higuera y un limón, se dice que el granado significa la unidad familiar, la higuera la sabiduría y el limón la resignación, aunado a esto Nuevo León ha sido rico en la cosecha de semillas, algodón y la abundante producción de maíz, frijol, caña dulce y fruta como naranjos, limones, limas, aguacates y duraznos.

Uno de los platillos típicos de la región es el cabrito, que los judíos-españoles utilizaron a falta de corderos, como sustituto en sus tradiciones.

El cabrito se prepara al carbón o leña, al estilo de la cocina judía. El famoso “machito”, hecho con tripa de caprino, es muy popular en Monterrey y es una derivación del “zarajo” de Castilla.

Otro de los platillos más representativos es el machacado con huevo, plato preparado con carne seca de res, huevos y en ocasiones salsa picante. Se dice que los tlaxcaltecas, ante la dureza del clima, tuvieron que encontrar la forma de conservar la carne y lo único que pudieron hacer fue secarla al sol, dando como resultado el delicioso machacado.

Los fines de semana comienza a oler a carne asada, siendo la arrachera uno de los cortes más particulares del Estado, las agujas a las brasas, el asado de puerco con chile colorado y el puchero son otros platillos tradicionales en la región.

Las Tortillas de harina son un híbrido entre el pan europeo y el pan árabe, los turcos que hoy conocemos como empanadas rellenas de carne seca, eran originalmente unos conos de masa rellenos de carne de cerdo deshebrada con toques dulces, y se llamaban así haciendo mención a los sombreros en forma de cono que se usaban en algunas culturas de oriente medio.

El pan dulce con nuez y cajeta, el dulce de leche, llamadas Glorias, los besos indios y las bolitas de leche también son herencia de nuestros antepasados sefarditas así como las hojarascas, las semitas, la conserva de naranja, el pan de Agualeguas y de Bustamante.

Conoce más de nuestra gastronomía y disfruta de las maravillas que tiene Nuevo León.

 

 

www.nuevoleon.travel

Comentarios