El estado de Guanajuato cuenta con dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, una es Guanajuato y la otra es San Miguel de Allende. El turismo es parte fundamental para ambas ciudades y constituye la primera fuerza en la economía local, lugar otrora ocupado por la industria minera que ya dejó de lado su significativa bonanza y hoy el flujo de visitantes se convierte en el sostén de la mayor parte de la población.

Guanajuato significa lugar montuoso de ranas en lengua purépecha, dícese que el nombre deriva de dos cerros con las formas de este batracio, ubicadas en la periferia de la ciudad.

Es una ciudad de ensueño donde la magia sucede y el tiempo se detiene; donde se han forjado hombres de honor y hechos que marcaron la historia de México, así es Guanajuato La Joya Colonial de América, declarada como “Ciudad Histórica de Guanajuato y Minas Adyacentes” en diciembre de 1988.

 

La ciudad de Guanajuato es reconocida hoy día por su historia, su arquitectura y sobre todo por su gente y sus tradiciones, lleva también el nombramiento de “Joya Colonial de América” y es también la “Capital Cervantina de América”, como albergue de artistas y  académicos, y cuenta con una de las Universidades de mayor prestigio en el País.

Es también conocida como “la Ciudad más bella del mundo”, donde cada habitante preserva la riqueza cultural de su hábitat que a la vez, la ofrece a quien pisa esta tierra de ensueño enclavada en una hamaca de cerros.

San Miguel de Allende es otra Ciudad Patrimonio de la Humanidad ubicada a 97 kilómetros de la Capital. La ciudad fue fundada en 1542 por el monje franciscano Fray Juan de San Miguel, quien bautizó el asentamiento como San Miguel El Grande y el 8 de marzo de 1826 cambió el nombre a San Miguel de Allende, en honor al héroe de la independencia nacional Ignacio Allende, nacido en esta ciudad.

Estas dos ciudades ofrecen al visitante espacios sin igual, con todos los servicios necesarios para una estancia placentera para todos los bolsillos.

Ven a Guanajuato y San Miguel de Allende, seguro que te enamoras.

 

Comentarios