En la Conferencia Árabe de Inversión Hotelera, (AHIC) celebrada en Dubai, Meliá Hotels International anuncia la apertura de tres espectaculares hoteles, dos de los cuales representan la apertura de nuevos destinos para la Compañía, como el Gran Meliá Maldivas, y el Meliá Almaty en Kazakhstan, marcando el tercer hotel, el Meliá Serengeti, el primer “lodge” del Grupo en plena selva/Savanna en el corazón de África.

María Zarraluqui, directora de Expansión de Meliá, junto al equipo de Desarrollo de la Compañía para Oriente Medio, estuvieron presentes un año más en la Conferencia de Inversión hotelera de la región, aprovechando para reunirse con las respectivas propiedades de los hoteles, tras lo cual procedieron al anuncio de los nuevos acuerdos al mercado.

Meliá Hotels International tiene dos hoteles operativos en Dubai y Qatar, y otros 10 hoteles en proceso de firma en la región, con aperturas previstas entre 2017 y 2020, que serán gestionados bajo las marcas Meliá, ME by Meliá, Innside by Meliá y Gran Meliá.

El dinamismo de este mercado, así como su creciente importancia como hub internacional estratégico para negocios y turismo, acreditada por el record logrado en 2015 por el aeropuerto Internacional de Dubai, como el más transitado del mundo, favorecen además el alineamiento de la estrategia que desarrolla Meliá en Europa y América, con las regiones de Asia-Pacífico.

Gran Meliá Maldivas 

El complejo Gran Meliá Maldivas se ubicará en Kalhudiyafushi, en Thaa, un atolón situado a 40 minutos del Aeropuerto Internacional de Male, más un breve trayecto en lancha rápida ó hidroavión desde el aeropuerto doméstico de Kaadhedoo.

En el mismo atolón se encuentran algunos de los más lujosos resorts internacionales de Maldivas, firmados por marcas como Shangri-la, Park Hyatt, Jumeirah, y el nuevo Gran Meliá se posicionará entre los mejores de ellos. Kalhudiyafushi es conocido por ser también uno de los mejores destinos para pescar en las Maldivas.

En pleno arrecife virgen de coral, Gran Meliá Maldivas ofrecerá 95 villas privadas que incluyen 100 habitaciones, complementadas por tres restaurantes, bar y cafetería, spa, centro de deportes y varias tiendas. Además, el hotel ofrecerá exclusivos eventos privados o cenas románticas en una cercana isla de menor tamaño y propiedad del mismo grupo (el 66% de los visitantes viajan a Maldivas en luna de miel o para descansar y bucear en sus idílicas playas).

Maldivas es una nación compuesta de más de 1.192 islas en el océano índico, consistente en dos filas de 26 atolones cada una, orientadas de norte a sur. Ambas cadenas de islotes (el más grande con una superficie de 8 km2) distan unos 700 km de Sri Lanka, y 400 km del suroeste de la India, y se han convertido, por sus características únicas y su excepcional belleza, en uno de los paraísos para el turismo más exclusivo.

El turismo, fundamentalmente europeo y asiático, representa actualmente más del 25% del Producto Bruto del país, seguido por la pesca, representando asimismo el 60% de los ingresos del país en divisa extranjera.

Meliá Serengeti Lodge (Tanzania)

El futuro Meliá Serengeti, cuya apertura se prevé para junio de 2017, se ubica en las terrazas naturales que componen la ladera sur de las colinas de Nyamuma, con espectaculares vistas sobre el tranquilo Valle del río Mbalageti.

El hotel se encuentra a unos 45 minutos del Aeropuerto Seronera del Parque Nacional Serengeti, el más antiguo y popular de Tanzania, que bordea por el oeste el lago Victoria, y que es considerado Patrimonio de la humanidad.

Construido a 700 metros por debajo de la cima de la colina, desde el hotel se podrá disfrutar del espectáculo que producen cada año el millón de Ñus Azules, los miles de leones y leopardos, y las 250.000 cebras, que atraviesan este valle en busca de las lluvias y los pastos más frescos.

El recinto del “lodge” u hotel-safari ocupa tres terrazas naturales que descienden desde una meseta elevada, ubicándose toda la construcción en la terraza mediana, acompasando el diseño arquitectónico a los suaves meandros que conforma ésta, creando una íntima relación con la vegetación característica y los afloramientos rocosos. Todo el diseño y el proceso creativo de este hotel único están inspirados por la naturaleza, fundiéndose con ella, con suites que proporcionan una experiencia individual y privilegiada con África, desde un entorno seguro y con el máximo lujo.

El Meliá Serengeti constará de 50 habitaciones, repartidas en 25 Habitaciones del tipo “Meliá Bosque”, 23 “Meliá Colinas” y dos “Suites Serengeti”, con zonas para lounge y restaurantes que miran a las soleadas terrazas de la piscina infinity y el pool bar-barbacoa. La piedra natural de la construcción se funde con la cubierta vegetal, proporcionando unas perfectas condiciones térmicas y una estética exquisita al conjunto. 

Un hotel 100% ecológico

El Meliá Serengeti Lodge será el primer hotel del Grupo diseñado para funcionar completamente “desconectado” de la red, pues su remota ubicación y la completa ausencia de servicios en la zona lo convierten en una magnífica oportunidad para crear un hotel sostenible de última generación, que dependerá únicamente de los combustibles fósiles para suministro energético de emergencia.

Las habitaciones, diseñadas con un inteligente planteamiento de aislamiento y ventilación, no tendrán aire acondicionado sino ventiladores de refuerzo, no habrá televisores, y todos los materiales de construcción serán evaluados en función de la huella de carbono que produzcan, sustituyendo por ejemplo los azulejos por hormigón con pigmentos y maderas locales.

A la hora de crear un resort “fuera de la red” resulta fundamental contar con recursos como paneles fotovoltaicos para la generación de energía, así como con un sistema de acumuladores de electricidad, complementado por un circuito para la generación de biogás a partir de la planta de tratamiento de las aguas residuales. En cuanto al suministro de agua, ésta se recogerá de la lluvia a través de la cubierta y potabilizada con los más modernos y ecológicos procedimientos.

Para Gabriel Escarrer, Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá Hotels International: “Meliá Serengeti representa la oportunidad de responder al desafío de ofrecer la experiencia real de África profunda que todos los viajeros ansían vivir, con la seguridad y confort del entorno más exclusivo y seguro”. El máximo ejecutivo del grupo agradeció espacialmente su confianza a los propietarios y promotores de este espectacular proyecto, el Grupo Albwardy Investments, quien tras una trayectoria muy positiva en Dubai, han vuelto a confiar en Meliá Hotels International para gestionar con la excelencia requerida este nuevo desafío.

Meliá Almaty (Kazakhstan)

El anuncio del primer hotel de Meliá Hotels International en Kazakhstan, un enorme y rico país situado en el corazón de Eurasia, representa un nuevo ejemplo de la vocación de expansión internacional de la Compañía, que está presente ya en 42 Países.

Rodeado de montañas como Tien Shan, Altay, o Ulytau, que lo convierten en un paraíso para los deportes de invierno y bendecido con extensos recursos naturales, fundamentalmente petróleo, gas y minería, Kazakhstan presenta otros atractivos como su tradicional acervo cultural, sedimentado por una eterna relación entre el pueblo Kazajo, las tribus nómadas, y la influencia de Rusia, que conquistó el país en el siglo 18. El país tuvo 5 millones de visitantes en 2013, y espera recibir 8 millones en el año 2024.

Almaty, que fue capital del país hasta el año 1997, es la mayor ciudad de Kazakhstan, (un país que aspira a formar parte de las 30 principales economías del mundo en el año 2050) y genera aproximadamente el 20% del producto interior bruto nacional. Almaty es un importante hub financiero de Asia central, lo que sumado a su actividad industrial, comercial y de negocios, y al hecho de acoger las principales embajadas y sedes corporativas operando en el país, la convierten en el destino ideal para un hotel Meliá, especializado en el segmento corporativo y de congresos.

Meliá Almaty abrirá sus puertas en 2018 en una de las zonas más exclusivas de la ciudad, lindando al norte con Abay Prospekt y al oeste con la calle Mirsoyan, y tendrá 250 habitaciones, con 50 suites y junior suites, y un diseño arquitectónico de vanguardia, realizado en acero y cristal. Contará además con restaurante, Bar, lounge, spa y gimnasio, y salas de reuniones. Esta completa oferta y los exigentes estándares que Meliá aplica a los hoteles urbanos, combinando la experiencia urbana con la del turismo y el ocio, (hoteles bleisure, business + leisure) convertirán sin duda al Meliá Almaty en el hotel de referencia de la ciudad, en competencia con hoteles de otras grandes cadenas internacionales.

 

Comentarios