El lujoso hotel Rosewood San Miguel de Allende, celebra las festividades de Muertos con actividades como el tradicional desfile de catrinas de la ciudad y vistiendo los muros del hotel con arte alusiva a éstos personajes que caracterizan a la muerte, a cargo del artista Wymithan.

Como cada año, Rosewood San Miguel de Allende colabora con Rancho Los Labradores para la realización del más sorprendente desfile de catrinas que inunda la ciudad de folclor, fiesta, música y color. El paseo que rinde homenaje al Día de los Fieles Difuntos, declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad concluirá con un banquete de sabores en Rosewood San Miguel rindiendo tributo a la cocina típica mexicana.

La cena de Día de Muertos consistirá de ocho diferentes estaciones en la que se ofrecerán ensaladas, sopas, con platos como pozole rojo de cerdo; tamales, atole, tacos al pastor y guisados tan diversos como la barbacoa de res, pollo a la poblana o puntas de res borrachas.

Las últimas tres estaciones incluyen postres como nieves, bebidas calientes, churros, macarrones al pinole, arroz con rompope y dulce de camote, entre otros. Imposible es ignorar las bebidas tradicionales que se estarán sirviendo, entre las que destacan el tepache y el chilate. Un festín digno de una ofrenda cuya concurrencia serán catrines y catrinas celebrando la tradicional noche de muertos.

El arte de los muertos

Además de ser la sede de la cena, en el hotel se amplía la celebración al inaugurar la exposición artística de las catrinas de Wymithan que estarán situadas en la Casona. Dicha muestra estará disponible hasta finales de noviembre.

De nombre Inmortalia, la exhibición consiste de catrinas hiperrealistas que conjuntan el México moderno y el tradicional. Este despliegue de obras responde a los esfuerzos que el hotel ha realizado desde su apertura para fomentar y resaltar el arte y la cultura de México, ya que a lo largo de los muros de toda la propiedad se exhiben numerosas piezas, algunas a la venta y otras de su colección privada.

El artista se distingue por tener una cercana conexión con el mundo de las sombras y la muerte. Desde sus primeras colecciones – hace 15 años – ha impregnado en sus obras la magia, luz, oscuridad y misticismo que distinguen a esta festividad. Su objetivo, recordar a través de sus creaciones que la realidad y la magia conviven en todo momento, ya que la vida es magia y eso no hay que olvidarlo, ni siquiera después de la muerte.

Pin It on Pinterest