El mágico paisaje del desierto, se extiende hasta las cimas de las montañas que lo rodean; las cuales despliegan un panorama nevado, que roba el aliento, en un destino comúnmente relacionado con un clima soleado y con altas temperaturas.

Lo mejor es que en esta región del estado, la temporada baja es durante el otoño y el invierno; por lo que puedes disfrutar de unas vacaciones inolvidables, sin los tumultos de gente típicos de la temporada.

Además de disfrutar de los paisajes alpinos, se pueden realizar largas caminatas para admirar la vida silvestre o practicar diversos deportes en la nieve.

Arizona cuenta con tres estaciones de esquí: Arizona Snowbowl en Flagstaff; Mt. Lemmon Ski Valley, ubicado a una hora de Tucson y Sunrise Park Resort, en Greer.

La temporada de esquí comenzó en el mes de noviembre en el Arizona Snowbowl de Flagstaff y durante este año, el centro para esquiar inaugura su elevador de alta velocidad, el “Canyon Express”; nombrado así, porque se podrá ver el Gran Cañón mientras se sube la montaña, en tan solo seis minutos.

El Sunrise Park Resort cuenta con cámaras de video, que transmiten en vivo y permiten dar seguimiento a los niveles de la nieve, la temperatura, la apertura de sus atracciones, e incluso se pueden avistar nidos de águila. Visita la sección de “Live Cameras” en su página.

Puedes encontrar paquetes que incluyen dos pasajes para la centenaria línea de trenes Grand Canyon Railway, así como un show de vaqueros, que se lleva a cabo todas las mañanas, antes de que el tren salga de Williams.

También se puede disfrutar de las vistas nevadas del South Rim del Gran Cañón, desde Mather Point y hasta el Canyon View o explorar los misterios del Canyon de Chelly en la Nación Navajo; sitios que durante esta temporada reciben a pocos turistas. ¡Llegarás a sentir como si Arizona fuera un destino privado para ti y para tu familia!

En invierno, las tarifas para alojarte dentro del Monumento Nacional del Canyon de Chelly bajan hasta en un 40% su costo, y en muchas ocasiones incluyen desayuno y excursiones al cañón.

Además de disfrutar de la parte nevada del estado, en otras ciudades también se realizan diversos eventos de temporada.

Puedes asistir a un desfile de botes iluminados en Tempe; a una muestra de árboles navideños y de villas hechas con galletas de jengibre en Prescott, o ver una bota vaquera iluminada caer durante el conteo de fin de año en Flagstaff.

También puedes vivir la mágica experiencia de subirte al Expreso Polar y desayunar con Santa, en la estación de trenes de Williams.
¡Prepárate para maravillarte y disfruta de éstas y otras experiencias inolvidables, en el estado del Gran Cañón!

Crédito: Arizona Office of Tourism

Comentarios