Hospedarse con estilo en The Peninsula Beijing significa relajarse en recámaras clásicamente decoradas que mezclan artesanía china con sofisticación internacional. Las 525 habitaciones antiguas del hotel han sido transformadas en 230 nuevas (incluyendo 61 suites), cuyas medidas comienzan desde 60 metros cuadrados, convirtiéndose en las más lujosas y grandes de Beijing, además de las más espaciosas de China.

Como uno de los primeros hoteles del país en ofrecer servicio de check-in y check-out 24 horas, The Peninsula Beijing brinda un proceso de registro sin complicaciones, el cual se lleva a cabo en los cuartos para evitar que los huéspedes esperen en la recepción.

Incorporando la tecnología propia, las habitaciones son las más personalizables del mundo con amenidades como tablets al lado de la cama y en el escritorio, la cuales pueden configurarse en uno de 11 idiomas disponibles para controlar todas las funciones en la recámara y tener acceso a los menús de servicio a la habitación con sólo un toque.

Inspiradas en el interior de un yate de lujo, están pintadas en elegantes tonos crema. Para reflejar el estatus que tiene Beijing como el nexo de China con la escena artística; las paredes están adornadas con obras de destacados artistas de la nación asiática. Los enseres diseñados por Henry Leung y los muebles de caoba sustentable de la manufacturera italiana Cassina, añaden un sentido cultural de gracia y refinamiento.

El amplio baño de mármol en negro y blanco cuenta con tina profunda, regadera de lluvia y productos de higiene personal de lujo. Un mosaico de caligrafía china abstracta representa los movimientos de los peces dorados, ya que está inspirado en la dirección del hotel: Goldfish Lane.

Para los huéspedes quienes visitan la capital por cuestiones de negocios, las nuevas recámaras son ideales tanto para trabajar como para relajarse, incluyen impresora, escáner y una colección de cargadores de diversas marcas para dispositivos móviles, garantizando conectividad constante.

El WiFi complementario de alta velocidad facilita la comunicación con colegas y clientes, así como un teléfono portable que utiliza internet para hacer llamadas internacionales gratuitas que sirve para no perder contacto con la familia y seres queridos. A la hora de comer, el nuevo menú de servicio a la habitación presenta una selección de platillos nutritivos y saludables disponibles para saborearlos mientras se trabaja.

The Peninsula Beijing eleva la estadía en suites a un nuevo nivel de comodidad, elegancia y sofisticación. La colección de 61 suites, incluyendo unas bellamente estilizadas y otras temáticas, abarca más de 25% del espacio del recinto, el mayor porcentaje en cualquier hotel de Peninsula y uno de los más grandes para un hotel de lujo en Beijing.

Para brindar lo mejor en hospedaje residencial, The Peninsula Suite ha sido diseñada como una versión urbana y sofisticada de la tradicional casa de verano de un aristócrata chino. Perfecta para entretener es engalanada con una impresionante colección de antigüedades y obras de arte nacionales; la palaciega suite de 660 metros cuadrados ofrece un gran comedor con lugar para 18 personas, una cocina, una sala, estudio, gimnasio privado y una segunda habitación para huéspedes. Además, un elevador privado va directamente desde el lobby hasta ésta. Puede conectarse a una recámara extra, dando como resultado un total de tres alcobas, ideal para una delegación de negocios o una familia multigeneracional.

Combinando dos suites originales para crear una moderna residencia de 165 metros cuadrados, las 17 Beijing Suites cuentan con grandes salas y comedores, además de un amplio vestidor al lado del cuarto principal. Una sala de cine privada, con sofás y sillones tapizados, ofrece la posibilidad de relajarse con los estrenos del momento o con una cinta clásica gracias a la pantalla de 80 pulgadas.

El estudio puede convertirse en una segunda habitación para que las familias y los huéspedes disfruten de sus amenidades, así como utilizar los productos para bebé de la exclusiva marca noruega Stokke, sumando comodidad para los infantes y los padres en un hogar lejos de casa.

Las habitaciones Loft, exclusivas de The Peninsula Beijing, y ubicadas en el último piso del hotel, proveen un ambiente moderno digno de los departamentos ubicados en el corazón de la capital china.

La alcoba –de dos pisos y 74 metros cuadrados– tiene ventanales que brindan espectaculares vistas de Beijing desde la recámara principal (ubicada en el segundo nivel), la entrada y la sala (en el primer piso). Un sofá-cama en la estancia crea una segunda habitación improvisada para los huéspedes.

 

Comentarios