La reciente renovación de The Peninsula Beijing marcó un nuevo capítulo dentro de la hospitalidad por la que es reconocida la compañía The Hongkong and Shanghai Hotels (HSH) en China, los hoteles de HSH formaron parte de la grandiosa transformación del país como superpotencia económica.

Ubicado en el centro de Beijing –muy cerca de Tiananmen Square y los lugares históricos representativos de la ciudad– The Peninsula Beijing ha acogido a viajeros del mundo por más de un cuarto de siglo.

La espectacularidad y diversidad de este pueblo fueron la inspiración tras la reinvención de The Peninsula Beijing, el hotel con lujosos materiales que brindan a los huéspedes el auténtico espíritu de China como destino.

La renovación por 123 millones de dólares de The Peninsula Beijing fue concebida en 2013 por el famoso diseñador de Hong Kong, y colaborador de The Peninsula, Henry Leung de CAP Atelier. Para el renacimiento del recinto se inspiraron en los exuberantes palacios imperiales y apacibles jardines del Imperio Medio, que proveía un oasis que los nobles y emperadores chinos visitaban para meditar y relajarse.

Mientras que la China moderna crece a ritmo acelerado, The Peninsula Beijing es fiel a su enfoque de preservar el patrimonio, cultura y tradiciones de la nación. Combinando arte moderno chino y el servicio, este hotel mantiene la artesanía y la innovación, dando a las visitas un auténtico sentido de pertenencia.

Las habitaciones más grandes en Beijing

La expresión artística china se encuentra plasmada en cada uno de los pisos del hotel, incluyendo las habitaciones y suites remodeladas. El diseñador Henry Leung adoptó un estilo contemporáneo de la cultura y patrimonio chinos para el nuevo estilo, en el que oscilan los adornos clásicos y figuras en los muebles hasta la representativa pintura mosaico con detalles de peces en los baños.

La reconstrucción se concentró en el beneficio y comodidad del huésped, por lo que los 525 cuartos y suites fueron reducidos a 230, cada uno cuenta con sala, baño y armario. Con medidas desde 65 metros cuadrados, las habitaciones estándar son las más grandes en Beijing y con mayor espacio en China.

Además poseen el mejor servicio de personalización en el mundo, con tecnología táctil que proporciona 11 idiomas para elegir, sin papeleo, y hace posible disponer de los servicios e información con solo un clic. Cada una de estas alcobas incluye un amplio vestidor personal con joyero y secador de uñas, con llamadas VOIP y WiFi gratuito.

The Peninsula Beijing lleva a las suites a un nuevo nivel de espacio y libertad. La colección de 61 suites ofrece un inspirado diseño e innovadora tecnología que la convierten en el alojamiento más codiciado de la ciudad.

De hecho, ocupan 25 por ciento de la superficie del hotel –el más alto porcentaje de The Peninsula Group y para un hotel de lujo en Beijing. Las impresionantes suites temáticas del hotel incluyen The Peninsula Suite –con estilo de casa aristócrata china–, así como 17 Beijing Suites rediseñadas, mientras la colección de habitaciones dúplex estilo Loft, en el último piso del hotel, ofrece un giro chic y sofisticado a la vida urbana.

Únicas en China, las habitaciones dúplex tienen un tamaño de 69 metros cuadrados con ventanas de piso a techo que proporcionan una vista de todo Beijing desde la recámara principal ubicada en el segundo piso, y desde el vestíbulo y la sala de estar ubicadas en la planta de abajo.

Se unieron dos suites originales para crear un estilo residencial de 165 metros cuadrados en las 17 Beijing Suites que constan de área para sala de estar y comedor, además de vestidores personales dentro de la recámara principal. Una sala de cine privada en cada suite ofrece la posibilidad de relajarse con los más recientes lanzamientos o disfrutar de su clásico favorito con total privacidad y confort –perfecto para tomar un descanso después de visitar la ciudad; es ideal para familias que viajan juntas.

Para un viajero moderno el tiempo es un lujo, por eso The Peninsula Beijing es de los primeros hoteles en China en contar con el servicio de check-in y check-out las 24 horas del día para que los huéspedes lleguen y partan sin costo extra en el momento que deseen. Dicho servicio está disponible en habitaciones o suites para evitar las filas de espera en la recepción.

En cada habitación resalta exquisita artesanía. Utilizando caoba producida de forma sustentable y que cuentan con el Forest Stewardship Council Certificate y terminados en alto brillo, los muebles fueron realizados y a mano por la casa de diseño italiana Cassina, una empresa con más de un siglo de experiencia cuya contribución al glamour de los viajes incluye mobiliario para barcos de crucero de lujo.

Las familias pueden relajarse con amenidades diseñadas a la medida y productos para bebé –gracias al acuerdo con la marca noruega para bebés Stokke–, haciéndolos sentir como en casa.

Combinación de la antigua y la moderna China

Invertir en diseños que trascienden con el tiempo es clave en la filosofía de The Peninsula Hotels. Dicha área ha sido configurada con tres plantas, diseño representativo de sus 10 hoteles en todo el mundo.

Materiales lujosos como el bronce, piedra ónix, mármol blanco y palo de rosa –que conforman antiguas estructuras de las dinastías Ming y Qing como la Gran Muralla, la Ciudad Prohibida y el Palacio de Verano– se encuentran en cada piso. Elegidos por su alta duración e intrínseca belleza, instauran un sentido inmortal de grandeza y elegancia atemporal.

Los 160 mil adornos hexagonales están parcialmente inspirados en el caparazón de una tortuga, que representa longevidad en la cultura china, así como en la flor peonía, que denota prosperidad y honor.

Los seis pilares de la recepción, que añaden formalidad al espacio, fueron esculpidos en mármol blanco (han bai yu), el cual es usado en los palacios de la Ciudad Prohibida. El hexágono también es visible en el trabajo de bronce de la escalera principal, en las áreas superiores a The Lobby y en los espacios abiertos que rodean los salones.

En The Lobby se hallan 3 mil 500 piezas individuales de mármol Palissandro –altamente valuado por diseñadores. Cada elemento resalta varios colores, recorriendo del color crema al gris claro, dispuesto con impecable elegancia y un brillo dorado natural. Estos elementos fueron seleccionados mediante un proceso complicado para crear el efecto “book mark”. El blanco limpio del ónix y el tono gris claro del piso brindan un ambiente rejuvenecido y tranquilo para engrandecer la recepción.

La inspiración china se extiende en cada parte del hotel, incluidas las habitaciones con sutiles referencias de arriba a abajo. En tributo a este representativo lugar, pueden apreciarse peces dorados –simbolizan suerte en la mitología china– en cada arte tallado y dentro de los mosaicos de las habitaciones y suites.


Redefiniendo el arte de la hospitalidad

The Peninsula Hotels apoya al innovador arte público en todo el mundo. Mediante la asociación con museos de arte, galerías y coleccionistas privados, los huéspedes disfrutarán de cerca estos originales trabajos artísticos de exponentes profesionales y artistas emergentes.

The Peninsula Beijing en colaboración con el director ejecutivo del museo de arte contemporáneo en Beijing, Michael Suh, y el diseñador Henry Leung, incorporaron colecciones de pinturas, esculturas e instalaciones dentro del recinto.

En el atrio se encuentra una instalación de arte integrada por nueve esculturas de tortugas hechas por el británico Jon Isherwood. Con este toque internacional en la entrada, el arte evoca la transición del viaje hacia la relajación. Los huéspedes pasan por el representativo arco pailou chino, el cual era reservado para la realeza. Tras su remodelación, esta construcción recibe a los visitantes con un estilo tradicional, invitándolos a entrar y descubrir las maravillas que aguarda el hotel.

Al entrar a The Lobby, un muro espiritual de ónix tallado a mano y concebido por la artista Belinda Chow ofrece un vistazo al típico patio de casa en Beijing. Incorporando elementos del feng shui para ahuyentar a los espíritus negativos y fomentar la salud y prosperidad, estas paredes eran usadas tradicionalmente para dar privacidad y reflejar el estatus social del dueño. El muro espiritual cuenta con dos lados distintivos, relieves que representan las cuatro estaciones, incluyendo flores de loto, bambú, ciruelas y orquídeas, las cuales son reverenciadas por ser símbolos de buen augurio.

Adornando The Lobby hay dos pinturas abstractas de cinco metros de alto a cada lado de la gran escalera con audaces pinceladas que representan al sol y la luna, simbolizando la eternidad y la creatividad del universo, sobre un fondo azul cobalto. El artista Qin Feng es considerado una figura principal del movimiento avant-garde contemporáneo en China, y estas pinturas están entre las más grandes que le han sido encargadas.

Los elementos culturales chinos están presentes con dos esculturas de bronce de hombres bebiendo té, realizadas por Zhang Du, que también representan la tradición de The Peninsula Afternoon en The Lobby. El bronce ha sido utilizado en China por miles de años, y el par de bebedores de té fueron diseñados específicamente para que los huéspedes interactúen con ellos.

La temática artística se extiende hasta las espaciosas habitaciones, que están diseñadas en elegantes tonos crema y blanco, con un muro espiritual que incluye brotes de flores chinas bordadas a mano integradas en el papel tapiz. Las paredes lucen pintura blanca y azul inspirada en la porcelana de la dinastía Ming, realizada por el artista Kong, así como fotos de las obras maestras de la arquitectura moderna de Beijing, incluyendo la Torre CCTV, el Estadio Olímpico Nido de Pájaro y el Water Cube, tomadas desde ángulos abstractos por jóvenes fotógrafos chinos.

Diseñado específicamente para apoyar el talento artístico emergente, el programa Art Residency de The Peninsula Beijing es el primero en su tipo ofrecido por un hotel de lujo en China. El programa es llevado a cabo en conjunto con el MoCA Beijing, y permite a artistas aspirantes a vivir y trabajar por tres meses en el corazón de Beijing, el epicentro de la escena artística contemporánea de China.

Cada artista residente puede aprovechar un estudio especialmente diseñado y una habitación en el piso 14, mientras que las obras de arte creadas durante su estancia serán exhibidas en una nueva galería en el tercer piso. Los huéspedes pueden visitar el estudio para ver al artista trabajando. Asimismo, se llevan a cabo exclusivas cenas artísticas y eventos temáticos.

El hotel también exhibirá la floreciente escena artística de Beijing a través de los exclusivos paseos artísticos de The Peninsula Academy, o las clases de apreciación de jade para los huéspedes. El nuevo programa Keys to the City, que ofrece las mejores mesas en exclusivos restaurantes y asientos de primera fila en la ópera, también organiza visitas en horarios especiales a algunas de las galerías de arte más exclusivas, y experiencias de té en galerías.

 

Una probada del Imperio Medio

Cuatro restaurantes y salones completamente renovados celebran la herencia china de la marca The Peninsula, así como la integración histórica de la artesanía fina en la escena de restaurantes de Beijing. El talentoso equipo de The Peninsula Beijing –de aproximadamente 90 chefs chinos e internacionales– es comandado por el chef ejecutivo Dominique Martínez, francés de nacimiento, quien previamente trabajó en restaurantes con estrellas Michelin en Luxemburgo, Alemania y Barbados.

Con la sustentabilidad y la producción de alta calidad en el corazón de la filosofía culinaria de The Peninsula, los chefs del hotel han viajado a través de China y el mundo para buscar los más finos ingredientes que resalten cada experiencia gastronómica en los suntuosos nuevos restaurantes.

Adoptando el concepto “de la granja a la mesa”, el hotel trabaja directamente con 22 granjas en China que proveen vegetales, fruta, carne y miel predominantemente orgánicos, de temporada y producidos de forma sustentable. El invernadero de The Peninsula Beijing cultiva hierbas frescas usadas para adornar la mayoría de las recetas insignia creadas por los chefs del hotel.

Una adición clave para la renovación del hotel en el nuevo restaurante The Lobby –que ocupa el lugar de honor en el nuevo lobby del hotel– es ofrecer una amplia selección de favoritos internacionales, además del famoso Peninsula Afternoon Tea. Jing, el restaurante internacional de The Peninsula Beijing, ha sido reimaginado como un sitio contemporáneo con el concepto “de la granja a la mesa”, inspirado en un jardín secreto chino.

El chef español Alberto Becerril busca crear experiencias culinarias memorables para los huéspedes con combinaciones inventivas y estacionales llenas de sabor y textura, usando predominantemente productos orgánicos. El diseño de Jing también muestra un diseño contemporáneo chino, incluyendo hasta diez obras de arte de destacados artistas locales.

El emblemático restaurante chino Huang Ting, que abrió originalmente en 2008, recrea el patio de una casa noble tradicional de Beijing. El nuevo menú hace énfasis en la cocina cantonesa, con ingredientes frescos y de temporada. El nuevo Huang Ting Tea Lounge, adjunto al restaurante principal, está diseñado como un antiguo palacio, con mesas y sombrillas de la época de la dinastía Ming. El salón de té sirve más de 50 variedades de tés chinos premium y dim sum dulces, mientras que el maestro de té residente ofrecerá degustaciones de temporada, preparadas teatralmente en frente de los huéspedes al estilo de una ceremonia de té china tradicional.

Para los huéspedes que buscan relajarse y rejuvenecerse al último estilo, The Peninsula Spa y el gimnasio cuentan con una calificada fisioterapeuta que usa elementos de la medicina tradicional china para proveer a los huéspedes con guías de entrenamiento y salud personal arraigadas en la filosofía china del bienestar.

Una historia de excelencia en la capital china

Entre los múltiples logros que ostenta The Peninsula desde su apertura, The Peninsula Arcade fue el primer centro comercial de lujo en China cuando abrió en 1990. Muchas de las marcas más importantes del mundo del arte del lujo, incluyendo Louis Vuitton, Chanel y Hermès, abrieron sus tiendas insignia aquí.

La construcción del nuevo The Peninsula Beijing inició a finales de 2015, y el proyecto ha sido completado en fases para mantener el hotel operando a lo largo del periodo de renovación, haciendo la magnitud de este proyecto el más grande que cualquier otro que el grupo haya hecho.

Más de 600 trabajadores estuvieron en el hotel durante las horas pico de construcción, y más de 40 proveedores, diseñadores, artesanos, ingenieros y contratistas se reunieron para terminar esta maravillosa transformación.  La primera distribución de habitaciones rediseñadas estará disponible para los huéspedes en agosto de 2016, y la renovación del hotel estará completamente terminada a principios de 2017.

Comentarios