En el siglo XXI, la gastronomía ha convertido a la necesidad de alimentarse en todo un arte, en una fiesta de los sentidos en la que los sabores se fusionan con las luces y la música en una amalgama sensorial que solo cheffs como el español Miguel Sierra pueden armar.

Miguel Sierra, chef invitado en el programa Rock Star Cheff de  Hard Rock Hotel Cancún y Riviera Maya, afirmó que su perspectiva del comer implica toda una serie de factores que van más allá de la mesa.

“Yo he intentado sumar mi experiencia, mi trayectoria, mi filosofía, para convertir la cena en una ocasión conceptual, emocional, donde además de la comida se fusionan más cosas, afirmó el especialista.”

Según él, factores como el agua, el aire, la luz, la luz láser, permiten crear, junto con la comida, “una huella en la memoria” y asociar cada uno de esos elementos con la cena y, principalmente, en este caso, con la marca Hard Rock Hotels para la que diseñó un menú especial que quedara grabado en la memoria de los turistas que vistan esta parte de México.

Se trata, prosiguió, de darle el “efecto fiesta”, el efecto de disfrutar el agua que es una cosa tan esencial en nuestra vida, y con todos los elementos que conlleva la gastronomía, el maíz, el chocolate, productos muy mexicanos, susceptibles de fusionarse con la manzana que es muy de la región española de Asturias de la que él es originario.

El cheff, quien concibe la gastronomía como un canal de comunicación, o al menos uno informativo, señaló que con sus creaciones intenta transmitir su entorno, su vida y la manera en la que vive.

Y su manera de vivir le ha llevado a acumular experiencias únicas como la de haber sido colaborador de la Casa Real Española y haber participado en la elaboración del Pastel de Bodas del ahora Rey Felipe y la Reyna Letizia, asturiana, como él.

Son momentos que él recuerda de manera vívida, que deben de ser recordados como algo especial, en el que salió todo perfecto, que implicó una serie de trabajo de disciplina que debe ser impuesta en la vida.

“Tiene que haber trabajo y disciplina para que todo salga bien, no solamente es pensar y sonreír, sino que tienes que trabajar, trabajar y disfrutar trabajando”, aconsejó.

Sobre la experiencia que se lleva de México y de su participación en Rock Star Cheff de hoteles Hard Rock, Sierra asegura que lo mejor es compartir sus creaciones con todos los que asistieron a la cena.

Me llevo la satisfacción de la gente cuando sale y te lo dice, es único, porque te ayuda, yo creo que te ayuda a evolucionar, a crecer en un mundo saturado de cosas que ver entre la niebla es complicado, entonces en este caso yo intento ponerle un poco de luz a esa obscuridad, explicó.

Al ser consultado sobre los proyectos de Hard Rock Hotels que al llevar a sus distintas sedes a cheffs de orígenes y latitudes diversas, impulsa una gastronomía sin fronteras, Sierra lo calificó como algo fantástico.

“Lo veo fantástico, porque al final tienes lo mejor de cada sitio, al final, es un hecho que el mundo es muy grande y coger siempre lo mejor de cada lugar y, y transmitir y compartirlo. Hay que compartirlo todo, si no lo compartimos al final es como que estamos en nuestro castillo encerrado; hay que compartirlo, para que la gente vea lo que hacemos, de lo que vivimos en cada sitio”.

Sobre el programa Rock Star Cheff, Sierrra, lo calificó como una iniciativa súper interesante para acercar más la alta gastronomía  a la clientela que el Hard Rock tiene, “a los clientes tan especiales con los que cuenta, y que están tan mimados por la cadena y que les da a ellos un plus” en su estancia en Cancún.

 

Comentarios