La pizza es una de las comidas internacionales que se ha extendido desde Nápoles al resto de Italia y después al mundo entero como consecuencia de la inmigración italiana a diversos países.

Y, sin lugar a dudas, la mejor opción para disfrutar de una exquisita pizza artesanal en la Ciudad de México es Trattoria Giacovanni, que ofrece una gran variedad de pizzas rústicas entre las que se encuentran la de Mozzarella e Pomodoro, la Funghi, la Toscana, la de Carciofo e Spinaci, la de Prosciutto e Brie, la de Burrata e Bresaola y la de Formaggi e Tartufo

La pizza es la mezcla de una masa de pan elaborada al horno cubierta posteriormente con salsa de tomate y queso y que, dependiendo de los ingredientes que se le agreguen, se puede deducir su lugar de origen.

Por ejemplo, la más popular de Roma fue por mucho tiempo la pizza al taglio o pizza al corte, conocida también como pizza rústica porque era una variedad de pan plano horneado en forma circular que no solía llevar más de dos ingredientes además de la salsa de tomate y el queso, el cual después de ser cocinado se cortaba en porciones como se hace con las pizzas actuales.

Y ya sea en la sucursal de la Condesa o en la de Interlomas, Trattoria Giacovanni también ofrece a sus comensales pizzas clásicas con el auténtico sabor de Italia, como la tradicional Margherita, la Quattro Formaggi, la Mediterránea, la Melanzane e Formaggio, la Vegeteriana, la Arrabiatta e Gamberi, la Frutti di Mare y la Combinata.

Es tal el sabor y el olor que se desprende de los hornos de Trattoria Giacovanni que no es difícil entender el por qué la pizza dejó de ser una comida que se relacionaba con la gente humilde convirtiéndose en la favorita de la aristocracia italiana a lo largo del siglo XIX.

Si se quiere disfrutar de los sabores, definitivamente, hay que visitar Trattoria Giacovanni, donde es imposible no trasladarse momentáneamente a un bello rincón de Italia.

Para mayor información, visita: www.giacovanni.com.mx

Pin It on Pinterest