Al levantarse las restricciones de quedarse en casa, poco a poco comenzamos a integrarnos a las actividades habituales conforme a la “nueva normalidad”; centros comerciales, restaurantes y hoteles ya se encuentran listos para recibir a las personas que acudan a visitarlos. 

  1. Conoce el semáforo epidemiológico de tu destino. – Una encuesta realizada a 22 mil Socios Premier, reveló que playas mexicanas o pueblos mágicos serán las alternativas a elegir para planear breves travesías. Sin importar a dónde te dirijas, y antes de hacer planes, es recomendable estar al pendiente del semáforo epidemiológico del lugar de interés; toma en cuenta que el color rojo indica el nivel de alerta máxima de contagio por COVID-19, en tanto, el naranja señala riesgo alto de contagio, el amarillo que hay actividades pero con precaución y verde que las actividades están permitidas pero se mantienen las medidas de prevención. En caso de que estés pensando en aventurarte al extranjero, recuerda que aún hay restricciones fronterizas.
  1. Investiga sobre los procesos de higiene en aviones. – Si optas por viajar en avión, revisa en la página de la aerolínea elegida los procedimientos de seguridad e higiene que han implementado. En el portal de Club Premier, podrás encontrar las medidas existentes dentro de las instalaciones de las aerolíneas que conforman Sky Team, las cuales tienen como prioridad tu salud, antes y después de tomar un avión.
  1. Consulta las medidas preventivas de los hoteles. –  Antes de realizar cualquier reservación, consulta y compara las disposiciones de higiene que algunos hoteles han integrado para que escojas la propuesta que te brinde mayor tranquilidad. Club Premier te comparte las medidas que algunos de sus hoteles afiliados han adoptado para que viajes seguro y tranquilo a tu destino en la “nueva normalidad”:

–         Tomar temperatura a todos los huéspedes a su llegada.
–         Alfombra de desinfección para cualquiera que acceda al hotel.
–         Check in – Check out a través de apps.
–         Sello en la habitación que indica que nadie ha tenido acceso a la habitación después del proceso de limpieza.
–         Mayor frecuencia de limpieza para habitaciones y pautas de higiene mejoradas para áreas comunes (pasillo, alfombras, pisos, mesa, burós, silla, sofá, cama, baño y regadera).
–         Kit de amenities con mascarilla, guantes y gel antibacterial.
–         Mayor frecuencia de limpieza profunda en áreas públicas (por ejemplo, los elevadores).
–         Acrílicos en la recepción para cero contacto.
–         Tecnologías innovadoras de desinfección (como pulverizadores electrostáticos y luz ultravioleta).
–         Pautas de limpieza mejoradas en gimnasios.

  1. Prepara un botiquín sanitario. – Si ya decidiste emprender camino a tu siguiente aventura, prepara con anticipación un set de productos de protección personal para cuidar tu salud y la de los demás. No olvides que para utilizar cualquier servicio de transporte (Uber, autobús o avión) es indispensable portar careta y/o cubrebocas. Lleva un  gel antibacterial a la mano –no mayor a 50ml en caso de viajar en avión- guantes, así como practicar la sana distancia en todo momento. Puedes llevar un desinfectante para limpiar tus pertenencias, recuerda lavar frecuentemente tus manos con jabón después de realizar este o cualquier otro proceso de desinfección.
  1. Lleva los documentos de tu seguro médico. – Otro aspecto relevante a considerar para tu viaje es llevar tu cartilla de salud (en el caso de contar con servicios públicos como IMSS e ISSSTE) o documentos que avalen tu inscripción a un seguro médico privado, que garantice tu acceso a los servicios de salud pertinentes en caso de ser necesario. Recuerda que independientemente del tipo de seguro con el que cuentes, todas las instituciones de salud en México (públicas y privadas) están obligadas a atender a los pacientes en una urgencia médica hasta lograr su estabilización.

“Encuentra lo mejor en cada experiencia”

Pin It on Pinterest