En Lynchburg, Tennessee, este mes es fiesta pues celebran a lo grande el cumpleaños de Jasper Newton Daniel o Mr. Jack, cómo era mejor conocido por sus amigos y colegas.

La fecha de su nacimiento es incierta, aunque nos remitimos a la labrada en la estatua colocada en su honor en la primera destilería registrada de Estados Unidos donde se produce Jack Daniel’s: 1850.

Fue el último de 10 hermanos, se dice que por su corta estatura (sólo 1.50m), llamaba la atención de muchos y decidió independizarse de su padre a temprana edad. Durante ese periodo, encontró un nuevo hogar en la casa del ministro Dan Call y su esposa, dueños de una pequeña granja, una tienda y una destilería en su pueblo natal. La pasión que demostró Mr. Jack en el desarrollo y perfeccionamiento del Tennessee Whiskey fue notada por el ministro quien le vendió su pequeña destilería.

Desde ese momento, Mr. Jack, comenzó a cruzar las fronteras de Lynchburg para dar a conocer su “No. 7” en Huntsville, Alabama y más tarde, a Nashville, Tennessee. Poco a poco, fue extendiendo su distribución hasta ser considerado, por su proceso único y suave sabor, uno de los favoritos de Estados Unidos.

Se le consideraba un soltero empedernido, que pasó gran parte de su tiempo concentrado en darle un estilo único a su whiskey, desde el cuidado en la creación de la característica botella cuadrada hasta su etiqueta blanco y negro. Fue además un músico que gustaba de invitar al pueblo al salón de baile que construyó arriba de su hogar donde tocaba con su banda, The Silver Cornet Band. Quizás de ahí su vínculo con grandes personalidades de la música.

Mr. Jack se ha convertido en un personaje rodeado de misterios pero con una idea tan clara que aun ahora, después de más de 150 años, se sigue encontrando en los mejores bares del mundo.

Pin It on Pinterest